Dentro de los paquetes encontró algunos juguetes sexuales para mujer. Sin embargo, para sorpresa de muchos, la influenciadora no le hizo show de celos a Riaño, sino que se lo tomó con bastante humor, incluso compartió algunas imágenes en sus historias de Instagram.

El artículo continúa abajo

Como mencionó al medio, uno de los juguetes eran unas esposas, que antes de que terminaran en la basura su mayordomo le pidió que le regalara, pero el otro objeto, que no quiso aclarar qué era, decidió quemarlo.

Respecto a la historia en donde narró lo sucedido, María Manotas dijo:

“Si me sigue la dueña debió haberse sentido bien mal”.