Aunque como todo, hay que tomar ciertas precauciones para que el intercambio de archivos no se termine convirtiendo en un dolor de cabeza, como por ejemplo enviar imágenes sin que sea vea el rostro.

El artículo continúa abajo

Pero como no todo es malo y el ‘cybersexo’ es todo un arte, aquí hay algunas recomendaciones del sexólogo Ezequiel López, estamos en vivo envía tus preguntas.