En entrevista con Vice, Andrade aseguró que la uretra se limpia cuando sale la orina y gracias a esto se eliminan “las bacterias que se pueden obtener por medio del intercambio sexual” cuando hay penetración.

Después de orinar, lo ideal es lavar el pene con solo agua tibia (sin nada de jabón) y secarlo muy bien. De acuerdo con el urólogo, si no se hace, “aumenta la probabilidad de contraer o contagiarse de alguna enfermedad de transmisión sexual”.

Hombre avergonzado con su pareja

Artículo relacionado

La razón por la que te duele el pene en el sexo o en la masturbación

Andrade añadió que los hongos “crecen fácilmente en los medios húmedos. Y después de tener relaciones sexuales, a partir de los flujos, semen, lubricaciones, el pH que maneja la piel facilita a que se produzcan infecciones“.

El médico también habló del sexo anal y oral, y señaló que en estos casos también es necesario lavar tanto el pene como la boca (esto último para el segundo escenario). Según él, el lavado se debe hacer al finalizar la relación sexual y cada vez que el hombre quiera cambiar de zona en el cuerpo de la mujer (por ejemplo, pasar del ano a la vagina).