Antes de abordar las características más curiosas y explosivas de esta culminación placentera, lo primero que se debe hacer es reconocer que infortunadamente no todo el mundo lo consigue y se debería consultar a un especialista.

¿Qué es la preorgasmia?

El sexólogo Ezequiel López Peralta aseguró hace algún tiempo que este instante de placer es el que antecede al orgasmo y muchos suelen quedarse allí, ya sean hombres o mujeres, no consiguen descargar la excitación acumulada.

Aunque ambos géneros pueden tener este problema, son ellas las que más llegan solo hasta la mitad del camino, y esto se puede deber a una falta de “concentración, sentimientos de culpa, miedos irracionales o porque necesita un estímulo más específico que desencadene la respuesta orgásmica”.

Pray Hot Girl GIF by Manifest Destiny Down: SPACETIME - Find & Share on GIPHY

¿Qué es la anorgasmia?

A diferencia del caso anterior, la anorgasmia se produce cuando, pese a que se usaron todos los métodos de estimulación en el acto, la mujer no logra culminar.

Respecto de este problema, la Clínica Mayo informó que existen tipos de anorgasmia:

  • En la que nunca en la vida se ha experimentado un orgasmo.
  • Cuando de un momento a otro la persona perdió la capacidad de culminar, esto podría deberse a algún tipo de bloqueo producido por una experiencia traumática.
  • Que solo se logre conseguir el clímax con una posición específica, con una pareja o únicamente durante la masturbación.
  • Cuando la persona recibió terapia y no encontró ningún método que la ayude a llegar a la cima.

¿Qué es un orgasmo?

Silvia Valente, presidenta de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana, le dijo a Infobae que el clímax es la consecuencia de la estimulación cerebral y corporal, ya sea porque la persona se autoerotizó o porque hubo una o más invitados al encuentro; en dicho acto, se entregan a las sensaciones y a disfrutar de sus cuerpos “sin tabúes, sin vergüenza y sin temores”.

Respecto del término, Sanitas, de España, se refirió a este como “la culminación de una relación sexual”, es decir, la “liberación repentina y placentera de la tensión acumulada” en el proceso de excitación. 

¿Qué diferencias hay entre el orgasmo femenino y el masculino?

La primera brecha es conocida por muchos, según La Razón, es la capacidad que tiene cada género para conseguir esta culminación durante el sexo, pues al menos el 95 % de los hombres llegan al clímax durante sus encuentros, mientras que solo el 65 % de las mujeres pueden decir que estuvieron en su punto máximo de placer.

Aunque lo anterior puede ser un panorama no muy alentador para las mujeres, lo cierto es que cuando ellas logran tener un orgasmo, su disfrute perdura por mucho más tiempo que el de un hombre: pueden sentir placer extremo por al menos 20 segundos, aunque el libro de Récord Guinness registró que una logró durar 43 segundos en su cima; los hombres solo disfrutan del momento durante 3 o 10 segundos, añadió el canal AsapScience.

El mencionado espacio también aseguró que, mientras el hombre siente las contracciones orgásmicas más que todo en su zona pélvica y estas se repiten al menos 10 veces, la mujer puede tener un gran número de convulsiones de pies a cabeza cada 0,8 segundos. Si el encuentro se da entre mujeres, el tiempo puede aumentar hasta en un 12 %.

Lo anterior no es lo único en lo que ellas tienen ventajas una vez toman control sobre su cuerpo, pues son seres multiorgásmicos, que no necesitan de periodo refractario, sino que pueden seguir teniendo sexo y culminar varias veces sin problema. Sonará osado, pero en el mismo libro de récords se registró el caso de una mujer que logró tener 138 en una hora, más de 2 por minuto.

Mientras que el orgasmo del hombre, casi siempre, está acompañado de una eyaculación, esto no ocurre en el caso de las mujeres, puesto que quienes lo consiguen no siempre expulsan la mezcla de orina sin filtrar y PSA (líquido prostático).

¿Por qué las mujeres fingen orgasmos?

Pese a que muchos piensen que ellas hacen esto para no herir el ego de su pareja, algunas lo hacen para cubrir la vergüenza que les produce aceptar que no consiguieron su propio placer y así evitan ser tildadas de frígidas. También lo hacen para que el fin del encuentro llegue más rápido. No obstante, cuando están en una edad madura, saben qué o cómo lo quieren , así que prefieren ser sinceras.

Lo anterior va muy de la mano de por qué las mujeres gimen durante el sexo y, según un estudio de la Universidad Central de Lancashire, lo hacen para manipular positivamente a su pareja, para mejorar su autoestima en el acto y, a su vez, el desempeño.

¿Cómo tener un orgasmo?

Elsy Reyes, sexóloga mexicana, aseguró en una grabación que el primer paso para que una mujer llegue a esa anhelada cima es la autoexploración, pues no puede esperar que su pareja llegue a descubrir al azar su cuerpo, sabiendo que quién debería tener claro qué y cómo le gusta es ella misma; luego de esto, será una gran guía.

Como un primer acercamiento al autoerotismo, la experta recomendó situarse frente a un espejo y reconocer cada parte de su cuerpo, dejar su genitalidad para el final e ir centímetro a centímetro: abrir los labios mayores, sentirlos, identificar el clítoris, el orificio uretral y entrada de la vagina; en cada paso sería ideal dar pequeños estímulos para identificar los puntos sensibles de su mapa.

López Peralta reforzó a este medio lo dicho por Reyes, pues en sus trucos para llegar al orgasmo mencionó el autoerotismo; luego recordó que, estando en pareja, es ideal que haya una buena comunicación para poder decir sus caminos con libertad; la seguridad en sí misma, concentración en el momento y los ejercicios de Kegel, son otras de las herramientas que serán útiles cuando escale hacia su clímax.

Para alimentar lo dicho por los especialistas, el terapeuta sexual Ian Kerner le dio a Men’s Health algunas claves:

  • Conectar: hacer que la mujer olvide lo que hay fuera, es decir que esté de cuerpo y mente presente en el momento erótico, pues puede ser más dispersa de lo que se piensa.
  • Ir despacio: un buen precalentamiento es la base de un encuentro satisfactorio; no se puede llegar a tocar pezones y clítoris, y pensar que con eso la mujer ya está húmeda y lista.
  • Sentir el clítoris: cuando las caricias y besos lleguen a la zona genital, será hora de tener contacto con el órgano de placer de la mujer, que no siempre tiene que estimularse con sexo oral, pues existen otras técnicas que, como primer acercamiento, serán más útiles.
  •  Humedad: aquellos que penetran sin tener en cuenta el nivel de lubricación difícilmente se van a preocupar porque ella consiga su punto máximo, pues “mojado no significa listo”. Si la zona no está preparada, un poco de sexo oral nunca es una mala idea.
  • Zona derecha de la espalda: Rebecca Rosenblat, citada por El Confidencial, aseguró que dar besos, caricias y hasta cosquillas durante el sexo en esta parte del cuerpo ayuda a intensificar al excitación, pues existen muchas terminales nerviosas allí.

Cabe mencionar que todo lo expuesto en esta parte funciona tanto para mujeres como para hombres; un dato extra podría ser que ellos son más visuales, disfrutan de ver. Se pueden tener en cuenta los ‘tips’ que dio la chica Playboy para despertar los sentidos en de los caballeros, aunque sean tímidos; uno de ellos es usar prendas sexis.

¿Cómo saber si tuvo un orgasmo?

Aunque para algunas personas esto suene extraño, es un caso común en las mujeres -no tanto en hombres- y, según Flavia Dos Santos, si existe la duda es porque el momento jamás llegó.

No obstante, Ezequiel López aseguró que en muchos casos se confunde la tensión sexual con el orgasmo, así que la forma más sencilla de diferenciarlos es entender que el clímax “es una descarga de excitación” y, posterior a esta, el cuerpo se siente relajado. Para identificar el instante de una mejor manera, el sexólogo lo comparó con estornudar: acumulación de aire, tensión general, expulsión y liberación.

Para que la pareja identifique el punto máximo y no se deje engañar, La República, de Perú, señaló que en el momento se contraen las paredes vaginales, hay una inflamación del clítoris, aumenta la frecuencia cardiaca y los pezones se vuelven duros.

Tipos de orgasmos en hombres

Pese a que en este aspecto siempre se ahonda mucho más en las sensaciones de las mujeres, lo cierto es que ellos pueden experimentar a lo largo de su vida hasta 5 momentos orgásmicos diferentes.

  • Su primera eyaculación, esta con la que descubren que tienen semen y se da en un momento que suele ser torpe. El instante suele producirse sobre los 13 años de edad y se convierte en un reto, para el que buscan estímulos, según Cosmopolitan.
  • Aunque la masturbación es algo natural -para algunas mujeres sigue siendo un tabú-, para el hombre su primer coito es otra historia; dicen que la sensación que sienten al tener el pene dentro de la vagina no tiene punto de comparación.
  • El sexo oral es una práctica que lleva el erotismo masculino a otro nivel, y es porque ellos son visuales; aunque no sentirá igual que eyacular dentro de una vagina, puede que la sensación de placer sea mayor, añadió el portal anteriormente citado.
  • Puede que no todos lleguen a este punto, pero el orgasmo seco es común entre hombres, se da cuando no eyacula, pero siente el mismo placer. El sexólogo Alfred Kinsey, citado por El Confidencial, aseguró que quienes logran llegar a este punto podrían “alcanzar clímax ininterrumpidos”.
  • Aunque los picos de placer mencionados suelen ser más comunes, no se debe olvidar que existe el orgasmo de próstata, que Charlie Glickman, escritor de ‘Ultimate Guide to Prostate Pleasure’ (Guía para el placer prostático), aseveró que es otro nivel en la escala de sensaciones y no cambia la orientación sexual de quien la practica, es simple y crudo placer.
  • Teniendo en cuenta que los hombres son seres visuales, hay quienes han podido llegar al clímax solo viendo algo que les llame la atención, sin siquiera tocar sus genitales o rozarlos contra algo.

Tipos de orgasmos en mujeres

Aunque son ellas a las que más les cuesta escalar hasta su pico de placer, su cuerpo tiene más terminales nerviosas que el de un hombre, por lo que están más ligadas al tacto, el sentir. Con esto claro, no cabe duda de que el autoerotismo es el camino correcto para trazar su mapa sexual. Aquí, algunos de los clímax que pueden experimentar:

  • Clitorial: la terapeuta sexual Chantell Otten le dijo a Women’s Health que el clítoris tiene alrededor de 8.000 terminaciones nerviosas, así que este ‘botón de placer’ es la clave del orgasmo, como se demuestra en la técnica Kivin.
  • De pezones: son caminos por los que muchos amantes pasan, pero no se detienen tanto tiempo; no obstante, esta zona tiene una gran cantidad de terminaciones que están conectadas con la vagina y la zona del cerebro que es dominada por el clítoris. Solo hay que dedicarles un poco más de atención.

Aquí, una técnica que hace parte del manual BDSM, que para algunas mujeres es muy excitante:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Platanomelón (@platanomelon) el

  • Beso: la experta aseguró para el informativo que al menos el “20 % de las mujeres ha llegado al orgasmo con un beso”; para marcar este hito se podría revisar el manual del beso expuesto por López Peralta.
  • Ano: como los hombres, pero por razones diferentes, la población femenina puede sentir placer con el sexo anal; la asesora sexual Lina Betancurt dijo en una grabación que esta parte del cuerpo tiene múltiples terminaciones nerviosas y allí está el nervio llamado pudendo, que envía señales al cerebro. 
  • Punto G: el famoso lugar en donde las mujeres ‘explotan’ de placer se encuentra dentro de la vagina, justo a dos falanges de distancia y en la pared superior. Para estimularlo, solo se deberían introducir dos dedos y acariciar la piel suave y esponjosa que hay allí.

Aquí, la ilustración de cómo deberían penetrar los dedos para no provocar molestias:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Platanomelón (@platanomelon) el

  • Cervical: es conocido comúnmente como el profundo; para este se requiere que el pene o vibrador sean de un gran tamaño, pues básicamente se necesita golpear el cuello uterino, indicó Otten. El punto exacto se encuentra a “7,5 centímetros del punto G” y, si se toca directamente, aumenta la lubricación.
  • Sensorial: es el resultado de un estado de concentración absoluto y unos buenos juegos preliminares. No se da por un estímulo específico, sino que es una sensación generalizada, indicó la especialista al portal.
  • Mental: quizá es el que suena más extraño, aunque todos los orgasmos sean de este tipo, pues es el cerebro es el que responde a los estímulos y catapulta a la mujer a su punto máximo. Si fantasea lo suficiente con lo que desea, podría conocer el placer sin siquiera un roce, reconoció la especialista.
  • Dormida: al igual que los hombres, las mujeres también pueden tener sueños húmedos y conseguir un orgasmo gracias a la intensidad de este, acotó El Confidencial.
Goals Love GIF by LVRS - Find & Share on GIPHY
  • Coregasmos: el último medio citado recordó a Alfred Kinsey, quien aseguró que la contracción de músculos centrales, que se puede dar durante el ejercicio, podría desembocar en una ‘explosión’ placentera, pues toda esta zona está conectada con el suelo pélvico.
  • Múltiples: es decir, que se dan por la estimulación de varias zonas, como la vagina, el clítoris, el ano, los pezones; aunque se puede sentir todo al mismo tiempo, en realidad son diferentes picos.
  • Eyaculatorio: la respuesta de la glándula de Skene es otra expresión orgásmica, y se da cuando esta se inflama y le da paso al líquido que, por cierto, sale a chorros.

¿Qué diferencias hay entre eyaculación femenina y ‘squirt’?

Pese a que se dan por una estimulación similar, la primera es un una mezcla entre orina sin filtrar y PSA (líquido prostático), segregado por la mencionada glándula; mientras que el segundo es la capacidad que tiene la mujer de expulsar orina, el famoso ‘golden shower’, durante el orgasmo.

¿Qué es la eyaculación masculina?

Enfemenino informó en su página web que es “un reflejo mecánico y biológico” de la satisfacción sexual; no necesariamente está ligado con el orgasmo y se expresa con la expulsión de esperma.

¿Qué eyacula un hombre que se hizo la vasectomía?

Sigue siendo semen, solo que en este no habrá espermatozoides, pues los conductos deferentes, que los transportan en el momento eyaculatorio, estarán sellados, como explicó BBC. No obstante, las otras enzimas que componen al líquido seguirán segregándose sin problema. 

¿Qué es el periodo refractario?

Según el sexólogo López Peralta, es “el tiempo que tarda un hombre en volver a tener una erección luego de eyacular” y todos lo viven de forma distinta; varía según la edad, el estilo de vida, el nivel de excitación, el cansancio y hasta el estrés.

¿Qué se puede hacer si no tiene un orgasmo?

La respuesta suena a cliché, pero como lo ha dicho Ezequiel López en innumerables oportunidades, lo mejor es consultar a un experto en salud sexual que pueda servirle de guía, esto, antes de caer en algún truco casero que lo lleve a tener problemas mayores.