Según un informe del portal Soy Carmín, no importa qué talla tenga la mujer cuando se habla de sexo, pues existe un sinfín de posibilidades para explorarse, y no solo mediante el autoerotismo. También es importante que use herramientas como lubricantes y juguetes sexuales.

Pero si se habla del contacto en pareja, el portal recomendó hacer estas variaciones en poses clásicas para que ellas consigan un orgasmo con mayor facilidad:

  • Misionero con apoyo

Esta pose es la favorita de muchas personas, y la razón es que proporciona mayor profundidad, contacto visual y comodidad. Pero la mejor forma para sacarle más provecho es que la mujer ponga una o dos almohadas debajo de sus nalgas para elevar su pelvis; de este modo se sentirá más y habrá un mejor acceso.

  • El ‘perrito inclinado’

Permite tener un gran equilibrio y le da a él el poder sobre los movimientos. Sin embargo, para que ella disfrute más deberá acomodar unas cuantas almohadas para apoyar allí su pecho y lograr una mayor inclinación. La vulva quedará más expuesta y se logrará una penetración muy profunda. Se recomienda lubricar bien la zona para evitar accidentes.

  • ‘Vaquerita’ invertida

El hombre estará acostado boca arriba, mientras que la mujer se sienta sobre su regazo (de espaldas hacia él) y es penetrada en el acto; ella podrá apoyarse en pies y manos, y su pareja la podrá tomar de las caderas para dominar las embestidas. La pose da la facilidad de estimular pechos y clítoris.