Incentivadas por los gritos de los asistentes masculinos, las mujeres, cuya edad no es clara, pasan de los movimientos sugestivos a quitarse prendas hasta quedar en ropa interior.

La más osada de todas arranca el baile desplazando su top de forma tal que los senos queden descubiertos. Luego se lo quita. Luego lo vuelve a poner.

El artículo continúa abajo

En otra escena los asistentes manosean a las mujeres en el escenario.

Minuto30 dice que es obvio el consumo de sustancias psicoactivas.