Sarah Fielding, experta campista, le dijo a Men’s Health que su vida en pareja cambió en el momento en el que tuvo sexo mientras acampaba, pues la adrenalina del momento y el espacio hacen que la sensaciones sean más intensas.

Nada desencadena los instintos animales como hacerlo al aire libre“, acotó la sexóloga Eliza Boquin a la revista.

Esto es lo que no debería faltar en el equipaje para tener una faena inolvidable:

  • Colchoneta inflable: es más fácil de cargar, y en el acto podría impulsar los movimientos. El piso es lo único que no debería estar duro.
  • Repelente: normalmente este tipo de protección no es amigable con los besos en el cuerpo, pues su sabor es desagradable. La recomendación es usar uno de tipo natural, que tenga ingredientes como la lavanda o la menta; se lamerán sin problema.
  • Hidratar: la sexóloga recordó que el aire libre suele deshidratar el cuerpo, por ende, es necesario que se lleve un buen lubricante para evitar accidentes.
  • Estar frescos: como conseguir un baño no es tan sencillo en algunos lugares, se recomienda llevar paños húmedos para refrescar el cuerpo y dejar abierta la carpa, sin olvidar cerrar el mosquitero para evitar visitantes no deseados.
  • Baterías extra: si tiene juguetes sexuales, llevar carga será indispensable, pues la mayoría se queda sin energía muy rápido.
  • No dejar huella: si la naturaleza le brinda la oportunidad de explorar sus lado más salvaje, agradezca y lleve consigo los residuos de su faena. Nadie tendría por qué encontrar un condón usado por ahí.