Los policías que atendieron el caso le hicieron una prueba de alcoholemia al hombre y descubrieron que su nivel de alcohol “era cuatro veces superior al límite legal”, informó Motherhood, de Vice.

De acuerdo con el portal, la ley en Estados Unidos no condena a las personas que quieran tener sexo con un vehículo; el problema radica cuando estas lo hacen en frente de otros. Por esta razón, en los documentos judiciales, obtenidos por The Smoking Gun, se señala que el hombre fue acusado de exponer su “órgano sexual en presencia de otras personas” de manera “intencional”.

Aunque el medio no indicó qué castigo recibirá Ryan, sí mencionó que se desconoce si el vehículo era de su propiedad.

El artículo continúa abajo

El portal, además, explicó que la atracción sexual por un vehículo se llama mecanofilia. En esta se incluye el fetiche por automóviles, bicicletas, helicópteros, barcos y aviones.

Según el medio, en años anteriores se han conocido casos de personas con esta extraña fijación. En 2007, por ejemplo, un hombre en Escocia fue sorprendido cuando trataba de tener relaciones sexuales con una bicicleta. Un año después, salió a la luz la historia de Edward Smith, quien en aquel entonces le dijo a Telegraph que había tenido sexo con más de 1.000 carros.

Finalmente, en 2015, una cámara de seguridad captó a un hombre en Tailandia cuando frotaba su miembro en su Porsche Boxter. El video de este caso lo puede ver a continuación, se recomienda discreción: