En su cuenta de Instagram, Ramón primero reconoció que es, efectivamente, la persona que aparece en el video que circula en redes sociales como Twitter, y que fue “realizado por dos personas adultas, en una habitación, en un sitio privado, concientes de lo que hacían y solteros para ese momento”.

Luego, el actor venezolano, que ha aparecido en otras novelas como ‘Calle Luna, calle Sol’ (2009) y ‘A puro corazón’ (2015-2016), se refirió a la mujer que aparece con él en el acto íntimo, una ‘influenciadora’ ecuatoriana llamada Emma Guerrero. Para ella, pidió particularmente respeto.

“En estos casos, las mujeres suelen ser las más atacadas, las más señaladas y las más irrespetadas, como suele suceder con estas cosas, lamentablemente. Así que lo que pido, por favor, es respeto para ella, respeto para su integridad, respeto para su intimidad, respeto para su entorno, su pareja, si la tiene o no la tiene, para su familia. Yo sé que en estos casos suele ser difícil darle la cara a tu mamá, a tus hermanos, a tu padre, a tu madre, pero bueno, es lo que hay”, dijo José Ramón, comportándose a la altura en una situación como esta.

El artista insistió en “darle a ella el puesto que se merece como dama, como mujer” y pidió que si alguien quiere “lanzar algunas balas”, que se las tiren a él, que estará listo para recibirlas “con todo el respeto, con toda la responsabilidad y con toda la seriedad del caso”.

Al final, como era de esperarse, José Ramón recomendó no hacer este tipo de grabaciones, pues “por alguna razón, o por varias manos” terminan haciéndose públicas, y pidió, en las historias de la red social, disculpas a su familia y pareja por verse salpicados con este escándalo.