Como una forma de retar la censura de la red social, la empresaria de fajas hizo uso de su desnudez para hablar de la grabación eliminada, en la que el hombre fue confundido con un niño y, por eso, fue censurado.

¿Cómo le explico a Instagram que no es un niño, [que] es un enano?“, explicó Yina Calderón, una de las causantes de que las autoridades cerraron Capachos (en Villavicencio), y acompañó su escrito con una sugerente imagen.

En la publicación, la exprotagonista de Novela apareció sin una sola prenda sobre su cuerpo, apoyó su cuerpo sobre una hamaca y, en su espalda y piernas, puso varias chispas de colores, que son usadas normalmente en repostería.

Ante la fotografía, varios de los seguidores de la empresaria no desaprovecharon el momento para molestarla y la compararon con “donas”, “milanesas”, “galletas” y hasta llegaron a advertirle que Instagram terminaría eliminando su cuenta.

Aquí, la instantánea con la que Yina Calderón expuso si silueta y demostró que su cola ya está sana, pues llegaron a decir que se le había dañado su cirugía:

Estos son algunos de los comentarios que le dejaron los seguidores a la ‘influenciadora’:

Instagram: @yinacalderonoficial
Instagram: @yinacalderonoficial