Su amigo Javier fue el encargado de seleccionarle el tatuaje a la famosa digital, que cuando le estaban haciendo el dibujo tenía los ojos tapados

Al final vio que el resultado fue una pareja en una pose sexual y debajo incluía la frase: “La chupo a mil”.

Pero el suyo no fue el único grabado con tinte obsceno. En realidad, los tres seleccionaron dibujos de ese estilo.

Todo el desarrollo del reto y los tatuajes terminados los mostró Andrea Valdiri en una serie de historias públicas de Instagram, que ya desaparecieron de su cuenta, pero fueron replicadas en otros perfiles. 

Aquí dejamos una de esas publicaciones, pero antes mostramos la captura de pantalla de la historia con los tatuajes terminados, que también se pueden ver en el minuto 4:17 del video.

View this post on Instagram

#AndreaValdiri

A post shared by Famosos de la A a la Z (@famososhastalaz) on