La protagonista de la historia es Claire Dalton, una mujer de 21 años que se describe como una persona muy religiosa y que estaba convencida de que la relación que sostuvo con su novio por varios años “se regía por la ley de Dios”.

“Comparto mi historia con la esperanza de llegar a un punto de comprensión y compasión para todos los que están pasando, o que han pasado por algo similar. Sé que no soy la primera mujer en el mundo en ser traicionada, por lo tanto, siento una profunda conexión con todas mis hermanas que han sido heridas”, escribió en el comienzo de su publicación.

Ella y su pareja planificaron su boda por 6 meses, pero a falta de una semana para la celebración de la misma Claire cogió el celular de su prometido y encontró varias ventanas abiertas con contenido pornográfico. Tal fue el impacto para ella de esa situación que reconoció sentir nauseas al descubrir lo que en su opinión era un “secreto oscuro”.

Claire Dalton
Claire Dalton / Love What Matters
El artículo continúa abajo

Su novio negó en un principio que él estuviera buscando porno en su celular y le dijo a Claire que lo había hecho su hermano. Sin embargo, horas después de una intensa conversación, el prometido le dijo a ella: “Soy yo. Tengo un problema”.

La mujer decidió terminar su compromiso porque consideró como grave que su novio le mintiera por años sobre sus gustos por la pornografía.

“Pensé que lo conocía hasta que vi su celular. Me sentí engañada. Cambió toda mi relación con él, incluidos los recuerdos felices que habíamos compartido en el pasado. Me hizo sentir sin valor”, concluyó Claire en su publicación.