El inadecuado comportamiento de Yina Calderón quedó captado en las cámaras de La Red, de Caracol, pues ella misma se subió al ‘Giro Red’ y frente a la mayoría de artistas, famosos y periodistas invitados llamó la atención.

De acuerdo con el presentador Juan Carlos Giraldo, mientras él le hacía una entrevista a la actriz Carolina Sepúlveda sobre el vestuario que utilizaba para la gala, la ‘influenciadora’ les lanzó su sandalia rosada.

Esas imágenes se conocieron el martes pasado, un día después de los premios, cuando se especuló que Calderón llegó en estado de embriaguez a la gala y se puso de ruana la previa.

Sin embargo, este sábado, el programa de chismes reveló las imágenes exclusivas de todo el show que hizo la exprotagonista de Novela durante los minutos que estuvo en la alfombra de la que, según ella, fue echada por no saber usar los tacones.

Lee También

La Red mostró los momentos en que la ‘influenciadora’ empezó quitarse la otra sandalia. Debido a sus extrañas condiciones no podía hacerlo, por lo que una colaboradora del programa la ayudó.

Precisamente, por esa actitud presentadora Mary Méndez preguntó: “¿Ella estaba en sus cabales?”, a lo que Giraldo respondió: “No estamos tan seguros cómo era su situación en ese momento. Lo cierto es que ella zapato va, zapato viene”.

Además, se aprecia que Calderón bailó frente a todas las personas y, de repente, se bajó la blusa rápidamente para mostrar sus senos.

La Red
La Red

Segundos después, la mujer se botó en la tarima y se abrió de piernas, dejando todo al descubierto.

La Red
La Red

“Una cosa es estar prendido, estar contento y alegre; otra cosa es abrirse de patas”, comentó Méndez, indignada por la situación.

La Red
La Red

Finalmente, Giraldo cuestionó a la mujer por “alboroto” que estaba armando y el vestuario que utilizaba, una falda y una blusa de colores rosado y azul; enseguida, ella abrazó al periodista, le dio besos y le dijo: “Te quiero mucho, bebé”.

Recientemente y por el espectáculo que fue tan criticada, Yina Calderón anunció que se alejaba de las redes sociales, algo que llamó la atención ya que la economía de la mujer depende del movimiento de sus cuentas.