De acuerdo con la policía de tránsito, el incidente se presentó este domingo en la tarde en la provincia de Neuquén, cerca de la localidad de Senillosa (Argentina), mientras el cadáver era trasladado a Picún Leufún, informó Radio Perfil.

La emisora, de igual manera, manifestó que el carro fúnebre pertenecía a la Cooperativa de Servicios Públicos de Plottier, la cual emitió un comunicado de prensa explicando la situación.

“Fue un accidente. Dado al estado del camino y un badén, el propio ataúd provocó que se desprendiera del soporte y el peso hizo que se abriera la puerta neumática del vehículo”, precisó la oficina de prensa de la Cooperativa.

Algunos testigos del hecho, citados por el espacio radial, afirmaron que el carro fúnebre intentó esquivar un altibajo y frenó fuertemente, lo que habría provocado que la puerta trasera se abriera y el ataúd se cayera.

“La verdad es que estamos muy apenados con la familia. En más de seis años de servicio jamás pasamos por algo como esto. Los chicos que hicieron el traslado están conmovidos”, concluyó la empresa.

En las imágenes, compartidas en las diferentes redes sociales, se puede observar cómo el cadáver quedó en la mitad de la calle después de que el cajón se rompió debido al golpe. Al final, el cuerpo fue recogido por las autoridades locales.

Acá, están las fotos: