El dispositivo lo instalaron agentes de la Dijín dentro de un vehículo aprovechando que lo habían dejado en el parqueadero del centro comercial Calima, en Bogotá. El carro, según informó El Tiempo, era de propiedad de dos hombres que trabajaban para el zar de las esmeraldas Horacio Triana.

“Yo voy a hacer una pregunta. Ya estamos comprometidos, aquí no hay reversa. ¿Al que vamos a matar fue al que le hicieron el atentado en la zona T?”, pregunta un hombre al que ese medio identifica como Ánderson Perilla, alias ‘Tazmania’.

“No, todavía no”, responde uno de los emisarios, y le aclara al sicario que aunque ese también está “en este contado”, el objetivo principal es otro esmeraldero “que es como el papá, y toca comenzar primero por ahí”.

‘Tazmania’, según la investigación que cita ese medio, va acompañado de José William Vargas, alias ‘José’, otro gatillero contratado para atentar contra el zar de las esmeraldas Hernando Sánchez y uno de sus socios.

En el video se observa cuando ‘Tazmania’ cuenta varios fajos de dinero, en billetes de 50 mil pesos, que acaba de recibir como pago por el ataque que planean.

El artículo continúa abajo

El diario capitalino dice que, según las autoridades, el atentado de la Zona T al que hace referencia Perilla es el mismo que ocurrió dentro de un almacén y en el que Sánchez perdió un ojo y un pulmón, en octubre de 2012. Este esmeraldero es el sucesor del zar Víctor Carranza.

En el plan sicarial también aparecían los nombres de unos “13 rivales del esmeraldero (Horacio Triana)”, y según el diario capitalino el clan de Los Triana habría pagado “hasta 500 millones de pesos por cada muerte”.

La grabación se hizo en mayo de este año, y hace dos semanas la Fiscalía confirmó la captura de veintiún personas entre las que estaban ‘Tazmania’, ‘José’ y Yerson Triana Rincón (hijo de Horacio Triana), al que señala como “supuesto cabecilla de la organización”.

La Fiscalía, por medio de un comunicado, explicó que 20 de estas personas serían “integrantes del ‘Clan Triana’ y de la denominada ‘oficina de cobro San Andresito de la 38’ […] De acuerdo con las investigaciones, se advierte que los procesados al parecer delinquían en sociedad con bandas de narcotráfico desde hace más de 5 años”.

La Fiscalía también puso en evidencia que estos procesados “presuntamente se encargaban de presionar con amenazas de muerte a campesinos y propietarios de extensos terrenos en zonas urbanas y rurales, obligándolos a desplazarse de sus hogares para apoderarse de estos bienes con documentación falsa”.

Esta es la grabación a los sicarios que compartió El Tiempo.