Elsy Reyes, especialista en relaciones de pareja y sexualidad, aseguró que la cantidad de saliva en la boca es similar a la humedad que está presente en la vagina, pues las dos están conectadas. Por eso los besos son tan importantes para tener un buen sexo.

La experta también explicó que en el caso de que durante el juego entre las bocas no se sienta tanta saliva, esto quiere decir que la vagina está seca y habrá que dar más caricias para que ella se desinhiba.

Lee También

Además, Reyes dijo que el útero y los pezones también están conectados, por lo tanto, será ideal chuparlos y lamerlos mientras la mujer está llegando al orgasmo. La entrepierna y el clítoris ‘son muy buenos amigos’, acariciar la zona antes de llegar al punto de placer será un buen abrebocas.

En el caso de los hombres, cuando ellos besan y están excitados segregan una gran cantidad de testosterona por medio de la saliva, lo que activa el placer en su pareja. Cuantos más besos (bien dados) más ganas.

Los dedos son una extensión de la sexualidad en ellos, en especial el pulgar; la pareja debería chupar o morder su punta pues esto hará que el glande reciba un contundente mensaje.

Esta es la explicación de la sexóloga: