Tréllez, uno de los históricos del fútbol nacional, hizo público el caso debido a que, según dijo, ninguna autoridad de la capital santandereana había hecho presencia en el sitio para levantar el cuerpo, y su molestia era porque transcurrieron varias horas y la ayuda no llegaba.

“Increíble lo que sucede en Bucaramanga. Se murió una persona de causas naturales en el local de una amiga y aún sigue ahí, no llega la Secretaría de Salud ni nadie de la alcaldía. ¿Qué pasa? ¡No sean indolentes!”, escribió el exjugador, que citó en el trino a las autoridades mencionadas.

A esta queja se sumó el exdiputado de Santander Édgar Suárez, que publicó el pantallazo de un video de una cámara de seguridad para mostrar que el levantamiento del cuerpo se hizo sobre las 8:30 de la noche del pasado jueves.

Esto, según Vanguardia, más de 13 horas después de que se reportara el deceso de este hombre, un ciudadano de nacionalidad venezolana de aproximados 30 años de edad.

Lee También

“Más de 13 horas para recoger un cadáver. Dios nos ampare cuando empiece el pico de la pandemia”, agregó Suárez en el trino.

El medio local recogió la declaración que entregó el secretario de salud de Bucaramanga, Nelson Ballesteros, que dijo que la víctima “no contaba con ningún sistema de aseguramiento social ni permiso para trabajar, y eso hace que el proceso se hubiera demorado” hasta que se completó el trámite.

Esta situación ya se había vivido hace un par de días con el cuerpo de un hombre que falleció por COVID-19, y que duró cerca de cinco horas tirado en un parque.