Lejos de ser escenas pornográficas, son momentos divertidos en la pantalla grande con los que más de uno se ha sentido identificado.

Cualquier hombre puede identificarse con Jim Carrey cuando intenta orinar con una erección en ‘Irene yo y mi otro yo’.

Pocos, por el contrario, con el momento en el que un pene tocó el oído de Marlon Wayans en ‘Scary Movie’.

O cómo olvidar la icónica escena de ‘American Pie’.

O el doloroso momento de Ben Stiller cuando cierra su cremallera en ‘Loco por Mary’.

Zac Efron intentando entrar al baño con una erección en ‘The Awkward Moment’ reafirma que esto es casi una misión imposible.

O luego el mismo Efron que despierta al lado del pene de su abuelo, interpretado por Robert De Niro, en ‘Dirty Grandpa’… una escena que nadie quiere vivir

Pantallazo de la película

Y ni hablar de cuando a Kenny una araña lo pica en los testículos en ‘Quiénes son los Miller’ ¡Qué dolor!

Y para cerrar, el gracioso momento en el que los actores de ‘Qué pasó ayer 2’ confunden el pene de Chow con un gusano.