Según el portal TMZ, el objeto sexual mide casi un metro de alto y costaría alrededor de 4 millones de pesos. En las imágenes captadas se puede observar al delincuente con su rostro cubierto con un tapabocas y una gorra, los cuales han dificultado la labor de identificación de la Policía.

Las autoridades han explicado que en otras grabaciones se puede observar cómo este hombre, luego del robo, se subió a un vehículo blanco, similar a un Dodge Caliber y se dio a la fuga sin ningún problema.


La tienda víctima del robo ha decidido ofrecer una recompensa en efectivo por información que lleve a dar con la captura de este sujeto y poder recuperar el tan valorado artículo.

Este caso ha generado bastantes burlas por lo curioso del hecho, pues por el tamaño del juguete sexual no han faltado algunos comentarios especulando en broma sobre el uso que el ladrón le dará a este producto.