El aparato fue creado para los donantes de esperma que buscan una alternativa a masturbarse, recoge LadBible.

El orificio está forrado en un material especial, muy suave, que imita a una vagina, y sus paredes están lubricadas, expone el británico Metro, además de que la altura del aparato es ajustable, según la estatura del donante, así como la velocidad, la fuerza y la temperatura, con el fin de acercar la experiencia lo más posible a una relación sexual.

IFL Science cuestiona si los fabricantes del dispositivo fueron demasiado lejos, al tiempo que explica que la pantalla sirve para ajustar las funciones del aparato y para mostrar contenido en video que “inspire” al donante.