Un estudio realizado por la Universidad de Groening, Holanda, publicado por la BBC de Londres, concluyó que dejar esta prenda durante el sexo aumenta en un 30 % la posibilidad de alcanzar el orgasmo. Aunque no sea lo más sexy usarlas, hay que probar.

El artículo continúa abajo

El análisis fue realizado por el doctor Gerst Holstege, quien estudiaba el comportamiento en tiempo real del cerebro durante el orgasmo. Para esto participaron 24 personas, quienes además no imaginaban que gracias a su ayuda descubrirían por accidente el poder de las medias en el sexo.

El 80 % de las personas analizadas alcanzó el orgasmo cuando tenía las medias puestas, mientras que cuando lo hicieron sin esta prenda solo el 50 % logró el clímax.

La explicación a este inesperado descubrimiento, según el investigador, es que la temperatura corporal se mantiene estable, lo que a su vez permite que haya un excelente flujo sanguíneo, que es indispensable para que los genitales reciban los estímulos de forma correcta y el cerebro no sienta la necesidad de llevar calor a los pies.