Lina Betancurt, asesora sexual, explicó en un video de qué se trata ‘Noruego’: práctica que consiste en estimular las zonas más erógenas del hombre. Las sensaciones que él va a experimentar durante el proceso harán que todo valga la pena.

Quien proporciona el estímulo deberá darle sexo oral al pene, con una mano masajear los testículos y con un dedo de la otra mano hacer suaves presiones sobre el perineo, estas podrían terminar siendo leves vibraciones. Es posible que la sensación de placer sea tan grande que la eyaculación no demore mucho en llegar.

Una forma de variar el estímulo es: darle masajes linguales y chupones a los testículos, mientras una mano se encarga del pene y la otra hace círculos sobre el perineo (la lengua también puede llegar hasta esta zona).

Nota: para aquellos que no tienen problema con la estimulación anal pueden empezar con unos masajes en el perineo y cuando la zona esté relajada podrán darle atención al ano.

Esta es la explicación de la experta: