La diseñadora Heather Stenlake fue la encargada de inventar esta práctica prenda que puede ser utilizada por cualquier novia durante uno de los días más especiales de su vida. Consiste en una delgada malla que se utiliza debajo del vestido para recoger la tela de forma sencilla.

Aunque no se nota y casi no se siente, es perfecta para recoger la parte inferior del vestido, que en la gran mayoría de casos cuenta con una larga cola de tela que puede resultar molesta e incómoda a la hora de entrar al baño, informó Huffington Post.

El ‘Bridal Buddy’ surgió luego de una visita de Stenlake a una tienda de vestidos de novia, donde pensó en la incomodidad de entrar al baño con la cantidad de tela restante, aseguró a Mashable.

También le puede interesar:

Mis amigas la han utilizado y les encanta. La única recomendación es que las novias deben tener en cuenta que, al igual que los zapatos nuevos, deben tomarse el tiempo para adaptarse y practicar cómo funciona”.