La especialista del canal Plátano Melón aseguró que el cuerpo tiene un sinfín de terminales nerviosas que es posible activar si se juega correctamente. Pero antes, recomendó empezar con un juego previo en la ducha, para que la higiene sea la adecuada.

Para aumentar las sensaciones se puede usar hielo, un plumero o comida, para devorar (casi literalmente) al otro. Así se deberían estimular estas 8 partes:

Disfunción eréctil

Artículo relacionado

¡Cuidado bogotanos y paisas! La contaminación provoca disfunción eréctil

  • Labios: no solo es el jugueteo de los besos; con la lengua se puede bordear esta zona y mordisquear un poco. Incitar sin empezar un beso puede ser muy excitante.
  • Orejas: pasar suavemente la lengua por la parte exterior y alternar esto con un par de mordiscos, no muy fuertes porque es una zona muy sensible al dolor.
  • Cuello: ir desde la clavícula hasta la oreja. Hacer pequeños caminos y figuras de abajo hacia arriba, dar suaves mordiscos, soplar sutilmente la zona sin separar mucho los labios y succionar un poco haciendo presión con los labios. Es importante controlar la cantidad de saliva que se deja sobre el cuerpo del otro.
  • Espalda: esta parte tiene una infinidad de terminaciones nerviosas que necesitan y agradecen ser estimuladas. Se deberá pasar la lengua sobre los costados de la columna, y soplar suavemente también es excitante.
  • Pezones: no importa si la pareja es hombre o mujer. Esta parte es altamente erógena, se deberá lamer en el mismo sentido de las agujas del reloj.

Pareja en la cama

Artículo relacionado

[Foto] Las cámaras HD se metieron en el sexo y hasta pueden transmitir en vivo

También se puede mordisquear y succionar, aunque debe ser suavemente y preferiblemente con los labios, la piel de los pezones es delicada.

  • Costados del estómago: la experta recomendó usar un poco de pintura comestible para mejorar la experiencia y retirarla con la punta de la lengua. Como seguramente quedarán rastros del producto estos se quitarán con la lengua de par en par.
  • Mano: los dedos son lo más importante de esta parte. Se deberá estimular solo la punta de cada uno (en la parte de las huellas). Si la pareja es hombre lo disfrutará por partida doble, ya que es una gran forma de excitarlo.
  • Ano: aunque para muchos suene desagradable, es una zona con una infinidad de terminales nerviosas y se puede empezar con un leve jugueteo del hielo que se mencionó al comienzo de la zona.

Esta es la explicación: