Como detalló Elsy Reyes, especialista en relaciones sexuales y de pareja, el tantra es una técnica hindú que entiende el sexo como la sanación del ser humano; no se ve como algo negativo y por eso se enfocan tanto en la energía que se deposita en cada acto.

Aunque en occidente la costumbre en este tipo de entregas no son las típicas, de estimulación directa al clítoris, para realizar sexo oral tántrico la pareja debe estar recostada sobre su costado derecho (como en el ’69’), pero de lado.

Quien dará el estímulo usará su dedo índice para acariciar el perineo de la mujer y, si ella está cómoda, su ano. Luego, con el dedo pulgar hará leves (no sobrapasarse) penetraciones en la vagina.

Una vez haya una buena humedad en la zona, es hora de estimular los laterales del clítoris (la parte más profunda que está entre labio mayor y el clítoris) con la lengua, se deberá lamer de arriba hacia abajo, y hacerlo lateral por lateral.

La ventaja de realizar el acto de esta manera está en que al estar acariciando el perineo y la entrada de la vagina al tiempo, quien da sentirá en sus dedos las contracciones producidas por la respuesta orgásmica de la mujer, así que será más fácil saber cuándo aumentar la velocidad y ella podrá expresar qué le gusta más.