La imagen del noticiero de las 10 en BBC Wales se volvió viral y se suma a las ‘embarradas’ de las videoconferencias, que se han popularizado con más fuerza durante estas épocas de pandemia.

La ciudadana galesa Yvette Amos estaba en una videoconferencia con otras personas en las que hablaba sobre desempleo durante la pandemia, pero los televidentes no dejaron pasar la oportunidad para notar el juguete sexual ubicado entre los libros de la biblioteca, justo a espaldas de Amos, sobre su hombro derecho.

El hecho tampoco pasó desapercibido para Grant Tucker, corresponsal de Medios y Entretenimiento del Sunday Times, quien publicó este trino en el que alerta sobre los peligros de no revisar los objetos de fondo para una entrevista:

Otros televidentes que se percataron del curioso objeto hicieron los siguientes comentarios, recogidos por el diario inglés The Sun:

  • “¿Esto sucedió ene l noticiero de las 6 O’C*ck [juego de palabras en inglés, en el que el usuario dice ‘pene’ (cock) en lugar de ‘en punto’ (o’clock)]?”.
  • “Esta mujer hace sentir orgulloso a nuestro país”.
  • “Qué embarrada, pero por lo menos a ella se le ve feliz”.
  • “¿Cómo se le puede pasar eso cuando está limpiando el polvo?”.

En el siguiente trino, el tuitero dice con bastante humor que en plena cuarentena las personas tienden a aburrirse mucho:

Este es un fragmento de la transmisión en vivo:

Este no es el único caso de cosas que no se deberían ver en videoconferencias

Una situación bochornosa le ocurrió en mayo pasado a la secretaria de Cultura de la alcaldía de Cúcuta, que no se percató de que tenía activada la cámara, mientras el secretario de Gobierno hablaba: ella apenas se estaba vistiendo para la sesión.

Algo similar le sucedió a una congresista mexicana, que activó la cámara por error para una sesión del senado de ese país, mientras aún estaba desnuda.