Por: W RADIO

Noticias de Colombia y el mundo: entrevistas, internacional, economía, política y deportes.n

Este artículo fue curado por Santiago Avila   Nov 6, 2023 - 1:05 pm
Visitar sitio

Se desarrolla la disputa entre dos de las empresas licoreras más importantes del país, se trata de una demanda que prepara la Industria Licorera de Caldas contra la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) por, presuntamente, plagiar uno de sus productos más vendidos: el Aguardiente Amarillo de Manzanares.

(Lea también: Aguardiente Amarillo sigue prohibido en Bogotá y Licorera de Caldas expuso su guayabo)

Para hablar sobre esta discusión, Mauricio Vélez, gerente de mercadeo de la Industria Licorera de Caldas, pasó por los micrófonos de La W.

El Aguardiente Amarillo existe desde 1885 y durante todo este tiempo ha sido el único aguardiente amarillo que ha existido, teniendo un éxito increíble, despertando a los competidores. Ahora, la gente de la Fábrica de Licores de Antioquia quiere sacar su aguardiente amarillo bajo el nombre de Aguardiente Antioqueño REAL, con el mismo color del nuestro, intentando apalancarse”, denunció el gerente.

Por esto, en la Licorera de Caldas buscan registrar la marca color, para que así, como sucede con las gaseosas, puedan tener los derechos que le dan su esencia al Aguardiente Amarillo.

“No he probado el de ellos, pero si hay similitudes en las botellas como el color del aguardiente, la tipografía de la letra, los contrastes de los colores de las etiquetas. Lo que queremos es proteger nuestra marca y ante la Superintendencia de Industria y Comercio lo estamos gestionando para evitar un engaño al consumidor, porque puede que, yendo en búsqueda del Aguardiente Amarillo de Manzanares, terminen llevando el de la competencia”, agregó.

¿El Aguardiente Amarillo podrá regresar a Cundinamarca?

La Industria Licorera de Caldas, previamente, ya estuvo en disputa con la Gobernación de Cundinamarca que, con dudosos procedimientos, le prohibieron a la empresa el ingreso de este producto a la región, algo que han buscado apelar para que los bogotanos y cundinamarqueses también puedan tener acceso a este.

(Vea también: Se está vendiendo guaro como pan caliente en Colombia; hay balance positivo)

“En 2017 nos dieron un permiso de introducción del Aguardiente Amarillo que, finalmente, nos quitaron. Solicitamos un nuevo permiso con los parámetros que ellos nos estipularon, el Invima lo aceptó y cuando regresamos a la Gobernación de Cundinamarca nos lo volvieron a negar. No sabemos si están pasando por encima de la ley para proteger a un sector, pero seguiremos con las demandas necesarias”, cerró.

Lee todas las noticias de economía hoy aquí.