Por: Caracol Radio

Todas las noticias de Colombia y el mundo. Deportes, fútbol colombiano, entretenimiento, salud, tecnología, última hora.n

Este artículo fue curado por Luis Bello   Dic 3, 2023 - 6:56 am
Visitar sitio

Junior de Barranquilla venció 0-2 al Deportivo Cali en condición de visitante en un juego que tuvo que ser suspendido cuando corrían los 75 minutos de partido por falta de garantías. Hubo invasión de algunos hinchas del cuadro local luego de la determinación del juez central David Espinosa, de anular el gol del descuento por fuera de juego. El árbitro dio por terminado el encuentro y con este resultado, los de Arturo Reyes, de ganarle al Tolima en el Metropolitano, serán finalistas de la Liga colombiana.

El equipo barranquillero inició dispuesto y jugando con la necesidad de conseguir el triunfo que le permitiera seguir con la ilusión de llegar a la final. Rápidamente, se encontró con una acción a favor luego de que el equipo local se quedara con un hombre menos por la expulsión del delantero Gustavo Adrián Ramírez, quien le propinó un codazo en la cara a Walmer Pacheco. El juez central, tras la revisión del VAR, le mostró la tarjeta roja al paraguayo.

(Vea también: James Rodríguez pudo llegar a dos grandes de Europa en 2014, pero prefirió al Real Madrid)

Desde entonces, los dirigidos por Arturo Reyes aprovecharon ese espacio en el campo y comenzaron a generar aproximaciones en el área rival. La banda izquierda fue una de las más utilizadas por el cuadro Tiburón en la primera parte y por ahí pudieron causar peligro ante un Aldair Gutiérrez que siempre perdió los duelos con el jugador que cayera por ese costado.

Al minuto 26′ llegó la primera clara para el cuadro local. Didier Moreno recuperó el balón, dejó para Déiber Caicedo y este ubicó a José Enamorado por el costado izquierdo, quien ingresó al área y recortó hacia el centro para luego sacar un remate que se estrelló en el palo.

(Lea también: James Rodríguez en lista de mejores asistidores de Europa; ranking lo pone cerca de Messi)

Luego llegaron dos acciones consecutivas casi que calcadas para el Junior de Barranquilla. La primera al 33′ con un centro de Déiber Caicedo desde la izquierda para Enamorado, quien en el segundo palo no le pudo dar dirección de arco. Instantes más tarde, de manera similar, fue Gabriel Fuentes el que envió el centro y Vladimir Hernández remató de cabeza, pero el arquero Alejandro Rodríguez atajó bien abajo y la envió al tiro de esquina.

La segunda parte fue de dominio total para el equipo visitante. Nuevamente, las bandas se convirtieron en la fortaleza y en el 51′ avisó Vladimir Hernández, quien sobre el segundo palo remató un centro desde la derecha de Enamorado, pero la envió fuera del arco en una posición incómoda de ejecución.

Sobre el 58′ llegó el gol que abrió el marcador. Luego del saque de banda, por la derecha apareció José Enamorado y envió un centro al segundo palo, donde se encontraba Carlos Bacca, quien le ganó el duelo aéreo a Aldair Gutiérrez y de cabeza la mandó a guardar.

Al 65′ nuevamente el delantero se encontró con las redes. Tras un mal despeje del arquero rival, que salió al borde del área, José Enamorado capitalizó y puso el balón para un Bacca que remató de primera intención para poner el 0-2 y llegar a 14 anotaciones en el semestre y convertirse en el máximo goleador.

Lee También

Luis Haquin había puesto el descuento al 75′ luego de que en el primer palo peinaran el balón y el boliviano rematara al primer palo de Santiago Mele. No obstante, la acción fue revisada por el VAR y se terminó anulando por un fuera de lugar de Jhon Vásquez, quien obstruyó la visual del arquero uruguayo.

Esa situación desencadenó en el malestar de la hinchada, que comenzó a lanzar objetos contra el árbitro Espinosa cuando se dirigía a la pantalla a revisar la acción. Aficionados ingresaron al campo de juego buscando agredir al juez, quien decidió terminar el partido por falta de garantías.

Lee todas las noticias de deportes hoy aquí.