La eyaculación precoz es la falta de control que tiene el hombre sobre la expulsión del semen, que se puede dar con un mínimo estímulo, lo que le impide continuar con el coito.

Ante esto, esta técnica milenaria, que consiste en aprender a aprovechar la energía y distribuirla equitativamente por el cuerpo, ayudaría a que ellos tengan dominio sobre sí mismos.

La experta también habló sobre la razón que en muchos casos hace que el hombre desarrolle esta condición y cómo solucionar este problema, y sus consejos los puede ver en el video que abre esta nota.