En una entrevista hecha por Women’s Health & Wellness al reconocido terapeuta sexual Marty Klein, él explicó que cuando las personas evitan dar besos en sus relaciones, esto solo quiere decir que hay una carencia emocional entre ellos.

La ausencia de ese simple gesto es una de las alarmas que más se deben tener en cuenta. Normalmente el beso es el inicio y el fin del acto sexual, así que cuando no hay se va perdiendo la chispa. Podría ser el primer paso para una futura ruptura.

Zona íntima femenina

Artículo relacionado

En el sexo, ¿sabes qué es el beso de Singapur?

Según Klein, se ha demostrado que es más fácil tener sexo con alguien con quien no hay una atracción o se está enojado, que besar a esa persona. Por esto, muchas prostitutas evitan este acto.

A pesar de que los besos a veces sobren durante el acto sexual porque hay otras formas de estimular al otro, cuando se vuelve una constante es necesario empezar a buscar soluciones.

Gemido en el sexo

Artículo relacionado

¿Por qué las mujeres gimen durante el sexo? (No es por placer)

Como explicó el terapeuta, el primer paso para encontrar una solucionar es aclarar el porqué está ocurriendo y empezar a tomar la iniciativa. No tiene que haber una razón para besar a la pareja, se trata del simple placer de sentir los labios de quien se quiere.

Además, es importante no dejar de lado el saludar, despedirse y dar las buenas noches con un beso, y pensar en nuevas formas de hacer esto más placentero. La creatividad es una ley.