Luis Amaya, jugador de 20 años de las divisiones inferiores del Atlético Huila y quien este lunes quedó en el centro de la polémica tras arrojar una pelota al campo de juego para cortar un ataque de La Equidad mientras cumplía la función de recogepelotas, se expone a un fuerte castigo de parte de las directivas del club.

Según informó El VBar Caracol, este martes se reunirán los directivos del equipo, quienes se encuentran muy molestos por lo sucedido, al considerar que Amaya, a quién jugador de La Equidad dijo que lo que hizo era “una grosería”, actuó en contra de los principios del equipo y puso el juego el buen nombre de la institución.

(Lea también: Respiro para Selección Colombia en Eliminatoria por buena noticia contra Uruguay y Ecuador)

El extremo de 20 años, nacido en enero de 2003 y considerado un jugador con proyección para llegar al profesionalismo, fue expulsado por el árbitro Alexander Ospina tras lo sucedido y podría ser despedido del equipo.

¿Cómo sucedieron los hechos?

En el minuto 90+4, tras cinco de adición, el portero Luis Vásquez sacó en corto y terminó entregándole la pelota a un jugador de La Equidad, quien rápidamente la cedió para Johan Rojas, quien se marchó en solitario por el sector derecho, ingresando al área y con la opción de rematar y asistir a otros dos compañeros.

En el momento en que se disponía a hacer el pase, otro balón, enviado por el recogebolas ubicado detrás del arco local, ingresó a la cancha, distrayendo al volante antioqueño, a pesar de que este alcanzó a tirar un centro errado y fácilmente rechazado por la defensa.

El partido terminó empatado 1-1, resultado que comprometió la suerte de ambos equipos en el presente campeonato. A falta de cinco partidos los de Neiva suman 17 puntos y los bogotanos, 16.

Lee todas las noticias de deportes hoy aquí.