HungerFF y FFuttyStud, actores porno y pareja ‘fisting’, resolvieron algunas de las preguntas más frecuentes sobre esta tendencia sexual que les hizo el portal Out.

La técnica consiste en meter el puño de la mano dentro del recto o la vagina de su pareja, esto con el ánimo de estimular intensamente las terminales nerviosas de la cavidad. Claramente se debe hacer con confianza y seguridad.

Teniendo en cuenta que la cavidad no siempre va a ser la vagina, los expertos aseguraron que es primordial que en el caso del ano, esté limpio a profundidad. Recomendaron consumir alimentos ligeros y (un día antes) después de cada comida tomar un vaso de agua con Metamucil.

Además, para que todo salga mejor, se debe lavar la zona internamente con asesoría de un médico. Hay que usar un buen lubricante y tener las uñas muy cortas para evitar cualquier tipo de lesión.

Hay orificios que alcanzan una gran dilatación, y esto es lo ideal. El puño de la mano entrará con mayor facilidad; quien lo recibe no sentirá mucha incomodidad y el sonido, en algunos casos, puede ser excitante.

Pese a lo que muchos piensen al respecto, la idea de esto no es que el puño llegue al fondo de la cavidad, sino disfrutar de su grosor para activar cada terminal nerviosa, conocer el camino correcto de quien recibe y sus puntos sensibles.

Los actores hicieron especial énfasis en recordar que no conocen a la primera persona que haya empezado a sufrir de incontinencia por esto, pero sí comentaron que para algunos podría tornarse adictivo gracias al límite de placer que conocen al practicarlo.

En cuanto a la conexión y cuidado, recordaron que es ficha clave para llevar todo a buen término: máxima confianza, tanto para saber cómo tratar al otro como para poner límites.