La experta le aseguró al medio que no existe la más mínima posibilidad de que la testosterona incremente el tamaño del pene, en lo que sí ayuda es a la hora de aumentar la masa muscular y “mantener la densidad ósea”.

Dicha hormona tampoco permite que las erecciones sean más duraderas, pero es indispensable para que haya más deseo sexual, por ende, habrá más erecciones y hasta mejorará el estado de ánimo del hombre.

Sin embargo, no todo es bueno cuando hay un exceso de testosterona en el organismo; el medio agregó que puede espesar la sangre y desarrollar coágulos, “provocar acné”, estimular el crecimiento de las tetillas y reducir el tamaño de los testículos.