A propósito de este día, que se celebra hace 11 años, Elsy Reyes, experta en relaciones de pareja y sexualidad, explicó algunas posiciones sexuales para estimular la zona interna del clítoris que es la más grande del órgano, pues la externa solo equivale a la quinta parte.

Internamente están los tallos clitoriales, que están conectados al famoso punto G y son los que se deben estimular para poder alcanzar el orgasmo, pues rara vez la mujer logra llegar solo por penetración.

Estas son las posiciones recomendadas:

Mujer llegando al orgasmo

Artículo relacionado

Guía para tener orgasmos múltiples solo con sexo oral; no es necesario tener pareja

  • El arco

El hombre estará acostado, mientras que la mujer se sienta de espalda a él, se inclina hacia atrás y es penetrada en el acto. Ella podrá flexionar sus piernas para tener un mejor equilibrio y mejorar esto apoyando las manos hacia atrás. 

La mujer no deberá saltar sobre el cuerpo de él sino que tendrá que mover su pelvis hacia adelante y hacia atrás (como un columpio). Lo anterior permitirá una gran fricción entre el pene y el clítoris.

Pulzo
  • El arco inclinado

Es muy similar a la anterior solo que en esta ocasión ella inclina la parte superior de su cuerpo hacia adelante; deberá apoyarse en sus rodillas y manos para mayor facilidad.

Aquí la mujer tendrá más libertad sobre sus movimientos, por lo tanto, le será más sencillo encontrar la profundidad exacta para que el glande choque con el punto G. El orgasmo dependerá de ella porque es quien tendrá el dominio.

Pulzo

Orgasmo femenino

Artículo relacionado

Sexo oral 'nivel experto' para complacer a las mamás y las mamacitas

  • Las enredaderas

El hombre estará de rodillas y así penetrará a la mujer que se hará frente a él en la misma posición solo que dándole la espalda. Él abrazará las piernas de ella entre las suyas, lo que hará que las paredes vaginales se estrechen.

Esta posición también le dará poder a ella, pues será quien domine las profundidades y ritmos del coito. Lo ideal es que también se mueva de forma pendular. También podrán estimular la zona externa del clítoris, que se conoce como orgasmo asistido.

Pulzo
  • El tulipán

Esta es quizá la pose más complicada, pero si se hace bien será la más placentera. Él se sentará en el borde de la cama, ella se sentará sobre él mientras es penetrada e inclinará su espalda hacia atrás mientras entrelazan sus manos para dar un mejor apoyo.

Pulzo

La mujer deberá tener sus piernas bien apoyadas sobre la cama para que pueda elevar y bajar la pelvis a su antojo. Aunque no parezca es ella quien tiene el control, y la posición da facilidad de que solo entre una parte del pene en la vagina, será más sencillo rozar el clítoris interno.

Esta es la explicación de la experta: