Las primeras veces no siempre son sencillas, hay poca experiencia y mucho por aprender. Por esto, el sexólogo Ezequiel López Peralta quiso dar algunas recomendaciones para una primera y productiva masturbación.

Si para la primera relación sexual en pareja las personas suelen buscar cosas para complacer al otro, ¿por qué no hacerlo consigo mismo? Empezar a pensar en el placer propio nunca está mal.

Estas son algunas recomendaciones del experto para que empieces a curosear:

El artículo continúa abajo
  1. Ambiente: el vino, las velas y la música relajante no son solo para disfrutar en pareja, sino para autocomplacerte.                                                                        Prepara una cita para ti misma y relájate, es importante y tu cuerpo lo terminará agradeciendo.


  1. Reconocimiento: usa un espejo para explorar las zonas que no puedes alcanzas a ver por ti misma, dirígete hacia tu vagina y reconoce sus partes. Puede que encuentres lugares que no sabías que tenías.

  1. Autoexploración: aprovecha momentos como una ducha o cuando aplicas alguna crema corporal para sentir lo que provoca el tacto sobre tu cuerpo, ayúdate a encontrar las zonas más sensibles. Dedícate algunos minutos para consentirte.

  1. Fantasía sexual: seguramente tienes varias en mente aunque no lo admitas. Cierra tus ojos y lleva tus pensamientos a situaciones que te resulten excitantes. Concéntrate y empieza a calentar cuerpo y mente.

  1. Lubricante: la recomendación del experto es siempre tener un lubricante a base de agua a la mano, jamás tocar los pechos o la vagina sin usarlo porque el contacto no será el mismo. Además, podrías hacerte daño. Algunos producen sensación de calor o frío, tú escoges.

  1. Sensaciones: cuando encuentres un lugar que te excita mucho, concéntrate en estimularlo lo más que se pueda, juega con los movimientos, la intensidad y los ritmos.

  1. Vibrador: Sí. No es pecado tener uno. Todo lo contrario, la sensación generada por este juguete aumentará la excitación, incluso, podrás descubrir más cosas en el camino. No lo uses sin lubricante.