La especialista, que en otra oportunidad habló de qué tan bueno es usar ungüentos mentolados para retardar la eyaculación, en esta ocasión mostró cómo debería moverse la lengua dentro de la boca para mejorar su fuerza, agilidad y resistencia.

Con la boca cerrada, Lina hizo como si tratara de tocar el borde de los labios, formando así una especie de óvalos; la sencilla técnica se puede decir a favor y en contra de las manecillas del reloj, también se puede variar la presión y velocidad en la que se navega por las paredes de la boca.

Cabe mencionar que la práctica debe hacerse con cuidado, pues la piel que hay en esta zona es delicada, quizá tanto como la de los genitales; por lo tanto, en la teoría y durante el sexo oral hay que evitar que se produzcan heridas.

Aquí la explicación de Betancurt, que se puede complementar con estos ‘tips’ para convertirse en el ‘dios del sexo oral’.