Así que como una forma de darle un toque diferente a la intimidad, la especialista en relaciones de pareja y sexualidad Elsy Reyes recomendó estos 3 masajes que dejarán a los hombres con ganas de más.

Nota: para cada masaje es importante usar una cantidad considerable de lubricante en agua o silicona, no otra sustancia.

El artículo continúa abajo

  • Un masaje por 4: todas las partes del pene no perciben las sensaciones de la misma manera, por lo que para este masaje es importante dividirlo en 4 sectores, uno es el glande y los otros 3 están en el tronco del pene (el cual se divide imaginariamente en 3 partes iguales).

Entendido lo anterior, se usan los dedos índice, corazón y pulgar para dar el masaje (el índice y el corazón unidos) y se empieza a dar el masaje desde la parte de abajo del miembro, en la primera parte. Se presiona la zona suavemente, sube hasta el límite imaginario y vuelve a bajar hasta la base, luego pasa a la segunda parte y así con los mismos movimientos hasta la tercera.

Nota: en este masaje no se debe tocar el glande, ya que la idea es empezar a estimular el pene para que logre una gran erección.

  • La cuerda: la especialista aseguró que es una técnica de ella, y consiste en que la pareja se acomoda frente al pene o se sienta sobre el hombre y con una mano acuna el miembro de forma que el dedo pulgar quede viendo hacia su ombligo.

Ahora, se lleva una mano hasta a la base del pene, se aprieta ligeramente y se sube hasta el glande (sin tocarlo), acabando con esa mano se prepara la otra para hacer el mismo movimiento una y otra vez, él allí ya querrá más acción.

Para terminar de estimularlo con este movimiento, ahora el pulgar de la mano, que va terminando el trabajo, acaricia la punta del pene (glande). Vuelve a hacerlo con cada masaje.

  • ‘Coitus inter mammas’, mejor conocido como ‘la rusa’: para ese masaje el hombre debe colocar su miembro en la mitad de los pechos de la mujer, por lo que las posiciones más cómodas son él “sentado” encima de ella o ella de rodillas y el de pie con las piernas flexionadas.

Una vez el pene esté en medio de los senos de la mujer, ella debe hacer presión con un pecho contra el otro y empezar a moverse para generar una fricción sobre el miembro, o él también puede ayudar moviéndose como si estuviera realizando una penetración.

Nota: si la erotización del hombre es muy fuerte y va a eyacular, se recomienda retirarse de la zona, a menos de que la mujer acceda a recibir la oleada de semen sobre ella.

Aquí esta el video completo de la explicación: