Entre otras cosas, la periodista le preguntó a la exparlamentaria si era verdad que, como se conoció en diciembre, había regañado a su heredera mayor, Aída Victoria, por lo que dijo en la mencionada revista, y la excongresista contestó:

“¡Le reclamé! […] Eso me partió el alma, porque no fue como yo la crie; ella fue criada con monjas, y nunca le permití un novio. Entonces, yo quería que ella se casara virgen… y me llevo sorpresas en esa revista”.

La sorpresa de la que habla es que Aída Victoria confesó que había perdido la virginidad hace tres años, pero además se refirió abiertamente a tríos y buenos ‘polvos’, entre otros tema sexuales.

Iván Duque y Aída Merlano

Artículo relacionado

Gerlein y familia Char habrían comprado votos para Duque, “y él sabía”, dice Merlano

Teniendo en cuenta eso y a charlas posteriores que tuvo con su primogénita, la condenada excongresita agregó en la conversación con Dávila que, pese a todo, entiende a su hija y ni por eso dejará de amarla.

“Pero yo la entiendo, estamos en pleno siglo XXI, y ella tiene 20 años y no puedo pedir más; debo entenderla, eso es lo que me dice. No quiero pensar que sea un castigo por tantas prohibiciones que le hice. Igual, yo la amo como ella quiera ser, y si eso la hace feliz a ella, si es lo que desea hacer en su vida, yo voy a ser feliz”, puntualizó.

Las declaraciones de Merlano —que está detenida en Venezuela, donde la capturaron a finales de enero, luego de su fuga de Colombia en octubre— se pueden escuchar desde el minuto 1:54:43 de este video de Semana, en el que fue emitida la entrevista completa de ella con Dávila.