Elsy Reyes, experta en relaciones de pareja y sexualidad, explicó en una grabación que la capacidad del placer solo se explora en un 20 % durante la penetración, por lo que recomendó mejorar la experiencia con el ‘clittage’.

La técnica consiste en rozar el pene y la vulva; esta última es la zona compuesta por los labios mayores y menores, clítoris, orificio uretral y entrada de la vagina. Este contacto hará que se activen varias terminales nerviosas.

Antes de empezar, la especialista recomendó aplicar sobre todo el pene un lubricante a base de agua o aceite de almendras, aunque si se va a usar condón, que por seguridad deberían hacerlo, este último no se recomienda pues podría dañarse.

Para darle un buen comienzo al juego, el hombre deberá coger su pene y rozar su glande de arriba hacia abajo con la vulva de ella, e ir estimulando los labios mayores. La segunda etapa consiste en profundizar el movimiento, él ya podrá rozar su pene con el clítoris y labios menores.

La vulva de la mujer empezará a abrirse con los roces que está recibiendo, él podrá soltar el pene y simplemente tendrá que hacer movimientos pendulares con su cadera para mover el pene de arriba hacia abajo.

Por todo el placer que se estará experimentando, es muy probable que la mujer logre un orgasmo con esto y que el hombre eyacule; por esto último, es importante que si no usó condón, no caiga semen sobre la entrada de la vagina, porque es posible que los espermatozoides ‘hagan de las suyas’.

Si la idea es terminar en un coito, este juego hará que la mujer consiga un alto nivel de lubricación, así que estará lista. Es fundamental tener en cuenta que hay infecciones de transmisión sexual por contacto, por lo que es importante usar condón.

Esta es la explicación de la experta: