Mediante un video en su canal de YouTube, Flavia aseguró que mientras la sexualidad de la mujer es en su mayoría interna, la de los hombres es más visual: su erección y eyaculación no pueden pasar desapercibidas.

Su forma de fingir no es muy lejana a lo que hacen las mujeres cuando ya se vieron derrotadas; ellos “aceleran la respiración, blanquean ojos y gimen“. Además, apoyan esto con acciones externas que pueden ser imperceptibles, como quitarse el condón rápido o dejar el pene un momento dentro de su pareja y esperar a que baje la erección.

Los hombres, a veces, ven necesario fingir cuando están cansados y se ven atrapados entre lo que siente su cuerpo y el complacer a su pareja, por eso acaban con el acto. También pasa cuando experimentan eyaculación retardada, problema que se desarrolla en ocasiones por la masturbación, y la presión que ejerce la vagina sobre el pene no es suficiente. Otra razón es la pérdida espontanea de la erección.

La solución a esto es tener una buena comunicación en pareja, para así aceptar el problema y saber que el sexo no solo depende del coito. Además, cabe destacar que muchos pueden conseguir un orgasmo sin eyacular; una cosa es la respuesta física y otra la psicológica.

Esta es la explicación de la experta: