El excontratista fue enviado a la cárcel, luego que se revelara que él es el que estaría detrás de la empresa Centros Poblados, que embolató 70.000 millones de pesos destinados para conectar a internet a miles de colegios de zonas apartadas del país.

En la búsqueda del dinero se han encontrado algunos movimientos que Tapia habría hecho. Según un testigo, el abogado envío casi 8.500 millones de pesos a cuentas en Estados Unidos y Emiratos Árabes, pero también pagó vuelos chárter y repartió parte del dinero en empresas de Estados Unidos, de acuerdo con El Tiempo.

(Vea también: Quién es Emilio Tapia, involucrado en escándalo de MinTIC y carrusel de la contratación)

Emilio Tapia habría cotizado un avión para comprar con adelanto de MinTIC

Una de las compañías a las que el cordobés habría enviado dinero, según el diario, fue 2wings Aircraft — comercializadora de aviones— que a la vez está ligada a una compañía de vuelos chárter en Colombia.

Según un socio de la empresa, citado por el periódico, fueron 150.000 dólares que se giraron para cubrir dos viajes de Tapia a Colombia y uno para su familia a Miami.

(Vea también: Emilio Tapia habla de Karen Abudinen y plata de MinTIC" target="_blank" href="https://www.pulzo.com/nacion/chat-emilio-tapia-habla-karen-abudinen-plata-mintic-PP1078553" rel="noopener">“Anoche no dormí pensando en la ministra”: revelador chat de Emilio Tapia en caso MinTIC)

Ese dinero, agregó el medio, también cubría un estudio de un avión que Emilio Tapia quería comprar, presuntamente, para desplazarse entre Colombia, Estados Unidos y el resto del continente.

Y es que desde que el abogado fue condenado por el carrusel de la contratación —pena que se le rebajó por colaborar con la Fiscalía—, Tapia anda en vuelos chárter con escoltas, señaló El Tiempo, por lo que querría su propio avión.

Lee También

(Vea también: Vuelve y juega: uno de los Nule estaría metido en caso MinTIC “estructurando” estrategia)

Por estos presuntos movimientos del dinero, la Fiscalía también podría culparlo de presunto enriquecimiento ilícito, lavado y peculado en favor de terceros, indicó el diario.

Tapia, hasta ahora, había sido imputado por las garantías falsificadas para que Centros Poblados se quedara con el contrato de conectividad.