De igual forma representa que los jugadores creen en su compañero, quien insiste en que es inocente pese a que la muestra B del control antidopaje del encuentro Argentina-Perú volvió a salir positiva.

Los futbolistas del equipo de Ricardo Gareca lucieron el 9 —que identifica a Guerrero—  en su espalda, y por delante la foto del artillero.

Así lo registró ESPN: