1. Bélgica 3 – Japón 2

Emocionante fue la súper remontada de los ‘diablos rojos’, al minuto 94, ante la selección nipona que los hizo sufrir más de lo pensado. Japón se puso en ventaja con 2 goles y de no ser por Courtuois pudo marcar el tercero. VerthogenFellaini lograron emparejar el marcador y cuando se pensaba que el partido iría a tiempo extra, un contragolpe finalizado por Chadli, permitió a los belgas avanzar a los cuartos de final.

El artículo continúa abajo
  1. México 1 – Alemania 0

Era una de las pruebas de fuego para Juan Carlos Osorio que cayó todas las críticas de los mexicanos. Hirving Lozano fue el encargado de marcar el único gol del compromiso tras un contragolpe. Pese a que los alemanes intentaron por todos los medios igualar el marcador, ‘Memo’ Ochoa fue imbatible. Sin duda, un partido que todo el pueblo ‘azteca’ recordará.

  1. Dinamarca 1 (3) – Croacia 1 (2)

De ida y vuelta, fue el partido que definía cuál equipo pasaba a los cuartos de final en Rusia. La actuación de los arqueros Subasic (Croacia) y Schmeichel (Dinamarca) obligó que el partido se fuera a la prórroga, y cuando Luka Modric pudo marcar el desempate, con una penal, el guardameta danés voló y despejó la pelota. En la tanda de cobros desde el punto blanco, el arquero croata tapó 3 dándole la clasificación a la escuadra balcánica.

  1. España 3 – Portugal 3

Desde el papel se vislumbraba que iba a ser uno de los partidos más atractivos del Mundial: el campeón de Europa ante uno de los favoritos a levantar la Copa del Mundo. Pero el desarrollo del partido fue mucho más emocionante. Cristiano Ronaldo aventajó a los suyos en el marcador, pero Diego Costa logró empatar. Nuevamente Ronaldo puso a ganar a Portugal y Costa volvió a reportarse en el 2-2. España iba a lograr remontar el partido, parcialmente, con un gol de Nacho Fernández, pero no contaron con el talento del exjugador del Real Madrid, que en al borde del final, marcó el 3-3, tras un tiro libre.

  1. Francia 1 – Bélgica 0

Una semifinal con pinta de final. 2 equipos con nóminas de lujo prometían un verdadero espectáculo y no decepcionaron. Partido de ida y vuelta, con gran exhibición de talento, que terminó a favor de los franceses, luego de que Umtiti marcara el único gol. Bélgica tuvo grandes oportunidades de empatar pero el arquero Lloris demostró porqué es uno de los mejores del Mundial y evitó la caída de su pórtico.