Según el portal del distribuidor, esta cámara es perfecta para todos a los que les gusta grabarse teniendo sexo y no tiene problemas con la poca iluminación de los espacios pues posee luces infrarrojas que permiten capturar escenas en la oscuridad.

El aparato, que está incorporado en un anillo de silicona, se pone en el pene y se maneja mediante un aplicativo móvil que es compatible con dispositivos Android y iOS; su nombre es ‘The cock cam’.

Entre sus funciones principales está el grabar videos, tomar fotos y cuenta con conexión a Wi-Fi, así logra hacer transmisiones tipo ‘streaming’. El juguete es recargable y su batería puede durar hasta una hora y media, aunque se han presentado casos en los que se recalienta.

El valor de este revolucionaria idea es de 191 euros, más de 600 mil pesos colombianos.

Este es el anillo: