Lo primero que hay que tener en cuenta, según Shusterman, es que no se debe juzgar un pene por su apariencia en estado flácido, pues, como muchos saben, su forma cambia considerablemente cuando está erecto.

Shusterman también explica que para hablar de su forma no se debe tener en cuenta el largo o ancho, pues esas son características aparte.

De acuerdo con el urólogo, estos son los 4 tipos de penes que existen:

El artículo continúa abajo

Pene de cabeza grande

Su forma se asemeja a un champiñón debido a que el glande es mucho más ancho que el resto del pene. No es muy recomendable para el sexo anal, sin embargo, es el favorito de muchas mujeres a la hora del sexo oral.

Pene con forma de plátano

Este tipo de pene se caracteriza porque la cabeza y la base son más estrechas que el tronco. El pene termina en forma de punta, lo que lo hace perfecto para la penetración anal o vaginal.

Pene curvado

Es uno de los tipos de penes más comunes, y se caracteriza por tener una ligera curvatura hacia arriba cuando tiene una erección. “Hay un ligamento suspensorio que sujeta el pene hacia la pelvis y lo jala hacia arriba”, explica el doctor Shusterman.

Pene doblado

Si el pene tiene una curvatura bastante pronunciada hacia arriba, el hombre debería visitar un médico, señala Shusterman, ya que podría tratarse de la enfermedad de La Peyronie.

Esta afección de causa desconocida se caracteriza por la formación de una placa fibrosa que hace al pene menos flexible y provoca que se doble hacia arriba cuando se endurece, indica el portal de la Fundacion Urology Care.