La escena, propia de una historia bíblica, mostraba el agua roja bajando desde la parte alta del emblemático canal que recorre el centro de Bogotá,  en señal de protesta por los colombianos que han sido asesinados en lo que va corrido del año.

El cuadro, que representaba los ‘ríos de sangre’ que han corrido en el país por cuenta de las masacresestaba enmarcado en la jornada de protestas de este lunes, que hizo que muchos capitalinos salieran a las calles.

De acuerdo con Carlos Medina, historiador y politólogo de la Universidad Nacional, los manifestantes usaron “betanina de remolacha” en las aguas para exigir que no haya más muertes en Colombia.

Algunos usuarios de las redes sociales definieron la acción como “arte” y reiteraron el llamado al Gobierno Nacional para que cesen las muertes violentas. 

El acto coincidió más masacres

Hubo quienes aseguraron que ‘los ríos de sangre’ que bañan al país solo son paisaje; y los recientes sucesos parecen darles —por lo menos en parte— la razón.

Este lunes, el municipio de Zaragoza, en Antioquia, reportó la muerte de 5 personas. Criminales armados llegaron a un establecimiento público y los asesinaron durante la tarde este lunes.

Allí, de acuerdo con Blu Radio, dispararon repetidamente contra los presentes, dejando el lamentable saldo.

Bolívar también contribuyó a los ‘ríos de sangre’ después de la masacre de 3 hombres en la carretera que conecta a los municipios San Pablo y Simití.

Versiones iniciales apuntan a que los fallecidos fueron atacados por 2 hombres armados en una moto, sobre el mediodía.

Noticias Caracol apuntó que las víctimas eran consideradas líderes sociales y que el ataque fue una posible retaliación del Eln.

Estas son algunas de las imágenes que muestran la corriente roja que recorrió el centro de Bogotá: