La periodista Erika Fontalvo publicó el video de la agresión en su cuenta de Twitter, donde identificó a la pediatra Dalila Peñaranda como una de las víctimas del hecho sobre el cual, según la comunicadora, ya hay una denuncia formal.

La otra mujer que fue golpeada es la empleada doméstica de la médica, una mujer de 57 años que intentó evitar la agresión a su jefa de parte del grupo de hombres, quienes se encontraban bajo los efectos del alcohol, dice El Heraldo.

La discusión comenzó cuando a la medianoche del pasado 4 de septiembre, en uno de los apartamentos del edificio La Ría, del barrio Villa Santos, un grupo de personas departía con música a todo volumen, licor y un conjunto de mariachis, añade el diario.

La especialista médica, según las denuncias que -de acuerdo con el medio regional- reposan en la Fiscalía, primero pidió la intervención de la seguridad del edificio para que se controlara el volumen de la fiesta, pues ella intentaba dormir.

A pesar de varios llamados, continúa el periódico barranquillero, “la rumba seguía y cada vez parecía animarse más”, por lo cual se pidió la intervención de la Policía, que envió al edificio a un grupo de agentes, uno de los cuales se dirigió, junto a Peñaranda, hasta el apartamento donde se realizaba la reunión.

Fue allí cuando se inició el altercado entre la pediatra y sus vecinos, que derivó en la fuerte golpiza que captó una cámara de seguridad, indica el rotativo, que también precisa que “a pesar de la presencia policíaca, de la evidente agresión contra las mujeres y la aglomeración de personas a pesar de las medidas sanitarias por la COVID-19, ninguno fue aprehendido, ni siquiera multado”.

La pediatra le dijo al diario que la agresión le generó lesiones en la cara y varias partes del cuerpo y que su empleada tiene un edema en el rostro y hematomas en diferentes partes del cuerpo.

La médica, de 38 años de edad, fue incapacitada por 15 días a raíz de las heridas que le dejó el ataque de la turba de vecinos, precisa Blu Radio.

El periodista José Granados, del medio Zona Cero, publicó en Twitter un video que, según él, corresponde a la mencionada fiesta.

En el edificio donde se adelantaba la reunión, añadió el comunicador, “algunos agresores metían perico”, situación que también denunció el activista Juan Camilo Caicedo con un video que compartió en su cuenta de Twitter, donde tiene más de 100.000 seguidores.

Sobre el ataque a las 2 mujeres también se pronunció la Alcaldía de Barranquilla, que dijo estar acompañando la denuncia y solicitó agilizar la asignación de un fiscal para el caso.

“La Administración distrital ratifica que las fiestas están prohibidas. Los que violan esta medida encontrarán, como en este caso, a unas autoridades listas para actuar”, precisó la alcaldía en un comunicado publicado en su sitio web.