Se trata del testimonio de un hombre que, según el programa periodístico, pasaba en su carro por la calle 80 con carrera 69 k, en el noroccidente de Bogotá, justo en el momento en que Ana María Castro yacía en el pavimento en la madrugada del 5 de marzo de 2020, cuando se presentaron los confusos hechos.

Diego Guauque, periodista de ‘Séptimo Día’, aclaró que ese testigo no quiso declarar ante cámaras, pero que sí aportó un dato que no dio ninguno de los otros testigos consultados por el programa.

De acuerdo con el relato del hombre, según el periodista, este disminuyó la velocidad al pasar por la zona aquella madrugada y cruzó unas palabras con Mateo Reyes, joven que esa noche acompañaba a Ana María y quien, pese a estar implicado en la misteriosa muerte, se fue del país.

Cuando el testigo le preguntó a Reyes (quien al parecer trataba de auxiliar a la universitaria que agonizaba en la calle) qué había pasado, este último le dijo lo siguiente -según indicó el especial periodístico-:

“Pasó algo horrible, la cogieron a golpes, la golpearon con una botella”.

El testimonio complementaría lo revelado la semana pasada mediante un expediente de la Fiscalía que sostiene que Ana María Castro habría recibido golpes en “dos momentos diferentes” antes de morir.

Al respecto, el abogado Abelardo de la Espriella, defensor de la familia de la estudiante universitaria, dijo en ‘Séptimo Día’ que no descartaba que a Castro la hubieran golpeado cuando se movilizaba en el vehículo del cual, según la Fiscalía, habría sido lanzada y, en efecto, “golpeada en el rostro”.

“De eso da cuenta también el examen de Medicina Legal, porque hay un golpe que es contundente, que causa un daño terrible a nivel cerebral, y hay otros golpes más leves”, dijo el abogado en el programa del Canal Caracol.

Sobre el testigo que refirió lo dicho supuestamente por Mateo Reyes la madrugada de los hechos, respecto al aparente golpe con una botella, De la Espriella añadió que él tiene información de que Ana María “recibió los golpes antes de ser lanzada”.

Frente a esto último, es importante agregar que en el especial periodístico se tuvo acceso a otros testimonios de personas que se cruzaron con la escena aquella madrugada y que coincidieron en afirmar que a Ana María Castro la habrían lanzado (lo que coincide con la hipótesis de un experto que analizó la respectiva necropsia) de la camioneta en la que se movilizaba  junto a Mateo Reyes, Paul Naranjo y Julián Valente Ortegón, estos dos últimos hoy presos dentro del proceso que se adelanta por la muerte de la universitaria.

[Video] “La golpearon con una botella”: testimonio clave en muerte de Ana María Castro