El diario El Tiempo, que dijo conocer las interceptaciones a Paul Naranjo, señaló que en uno de los audios que las autoridades registraron se habla de una consignación de 1’500.000 pesos para una persona que no podía permanecer más en “un lugar”.

El sitio al que se haría referencia, según el medio, serían en el que Naranjo, preso por el supuesto homicidio de Ana María Castro, estuvo antes de entregarse a las autoridades.

Además, también se menciona una bonificación de 200.000 pesos, agrega el rotativo, que al parecer fue ofrecida.

“Los investigadores verifican si tiene que ver con información de una fuente humana que aseguró que Paul se encontraba en un hotel antes de entregarse a las autoridades”, dice El Tiempo.

En las interceptaciones por el caso de Ana María Castro, que este viernes cumple un año de muerta, también se menciona, asegura el periódico, a la mamá de la joven, a Mateo Reyes —otro de los últimos que la vió por última vez con vida— y se habla de la indemnización que la defensa de Naranjo ofreció a la familia de Castro.

Los audios son parte del material con el que los investigadores intentan esclarecer qué fue lo que pasó con Ana María Castro, que habría recibido golpes antes de morir.

Además de las interceptaciones de Naranjo, la Fiscalía tiene su declaración, la de Julián Oregón (amigo de Paul Naranjo que también compartió con Castro antes de que ella muriera ) y la de Reyes, que salió del país a principios de febrero.

Aunque en esos testimonios hay varias contradicciones, son claves para que el ente acusador pueda reconstruir los hechos, con ayuda de videos en los que se ve a Castro en la camioneta de Paul Naranjo y en un bar con Mateo Reyes.

Hasta el momento, la Fiscalía no ha presentado un escrito de acusación contra Naranjo, al que señalan de feminicidio.