El testimonio se lo entregó a la Fiscalía como parte del proceso para investigar la extraña muerte de la joven de 21 años, en la madrugada del 5 de marzo de 2020, sobre la calle 80, en Bogotá.

La versión fue difundida por Blu Radio y, dice la emisora, con este relato la Fiscalía quiere demostrar que Paul Naranjo y Julián Ortegón —los otros dos ocupantes del vehículo— son los presuntos responsables de la muerte de la joven.

En primer lugar, la versión de Mateo Reyes indica que iban los 4 en el carro luego de salir del bar sobre la calle 116, de la capital. El joven detalló que esa noche mezclaron varios licores y que abandonaron el lugar con rumbo a una vivienda.

Reyes no entrega mayor información de ese momento, pues confesó que se sentía “muy mal” y no recuerda cuando salieron del bar. “Según la Fiscalía, habrían quedado de ir a la casa de Ortegón, en el sector de Pontevedra”, precisó la emisora.

Otros videos, conocidos la semana pasada, confirman que la joven salió “en estado de indefensión” del establecimiento comercial acompañada por dos hombres y luego se subió con tres al mencionado vehículo.

No obstante, lo primero que contradice el relato de Reyes es que la joven haya sido lanzada del vehículo mientras este transitaba a alta velocidad por la calle 80; como ha sido la hipótesis de la Fiscalía y del experto que analizó la necropsia de Ana María Castro.

El joven insiste que estaba en alto grado de alicoramiento y no recuerda muchos detalles, pero así quedó registrado su testimonio sobre el momento justo del accidente: “Cuando íbamos por la calle 80 con 69, por donde ocurrió el incidente, alguno de los amigos me dijo que yo no podía ir con ellos a la casa; entonces, pararon y yo me bajé del carro, Ana se bajó detrás mío. Yo me subo al andén y Ana se quedó hablando con los ocupantes del vehículo por la ventana —no sé si la delante o la de atrás— lo que sé es que Ana ya se había bajado de la camioneta”.

El relato, continuó así:

“Escuché discutir a Ana con alguno de sus amigos y les preguntaba “¿por qué, por qué?”… y, de un momento al otro, el que iba manejando el carro arrancó y, como Ana estaba recostada sobre la ventanilla —no sé si fue que quedó enganchada en el auto y como arrancó tan rápido—, Ana se cayó al piso y se golpeó la cabeza. Yo no sé si el carro la arrastró, pero sí giró antes de caer por la fuerza del carro al arrancar”.

Luego, Mateo Reyes le explicó a la Fiscalía: “Yo me acerqué a Ana a verla y observé que estaba quieta y no se movía. Entonces yo entré en shock y mi primera reacción fue tratar de parar algún vehículo para ver si alguno ayudaba a llevarla a una clínica”.

Ese fragmento de su relato coincidiría con otro video que se conoció de los momentos posteriores al accidente. Una cámara de seguridad registró cuando Reyes, aparentemente, intenta auxiliar a la joven y que fue difundido por ‘Séptimo Día’.

Esa misma grabación muestra que el vehículo se detuvo por 47 segundos, en los que se habría dado el diálogo entre Ana María, Paul Naranjo y Julián Ortegón, al que se refiere Reyes. Instantes después, se ve que Reyes habría comenzado a pedir ayuda parándose en la mitad de la avenida.

Luego, en el reporte de la Fiscalía, el joven afirmar que llamó al 123 en dos ocasiones: a la 1:45 y a las 2:03 de la madrugada pero dijo no recordar qué les dijo, y agregó:

“Después de eso me sentía muy mal. Como que me acuerdo que lloraba, pedí ayuda, llamé a mi novia, Valeria Velásquez, eso fue como a las 2:10 y le conté lo que había pasado y ella me dijo que ya iba para allá a ayudarme. Cuando ella llegó ya estaba yo con la Policía, pero para ser sincero de ese momento no me acuerdo. Valeria me dijo que cuando ella llegó al sitio, a Ana ya se la habían llevado”.

Efectivamente, pasadas las 2:00 de la mañana la ambulancia se llevó a Ana María Castro al hospital de Engativá. Luego la joven fue trasladada al Hospital Simón Bolívar donde murió por las graves heridas que sufrió, entre las que está un trauma craneoencefálico de gran dimensión, y que fueron analizadas con imágenes de su autopsia.

El caso continúa avanzando y, por el momento la justicia ya tomó una decisión contra Julián Ortegón, que fue enviado a prisión acusado de feminicidio agravado, y busca a Paul Naranjo, conductor de la camioneta y a quien la víctima mencionó en un chat para pedirle a una amiga que fuera a recogerla.

Esta es la reconstrucción de la noche y otros detalles que hizo el programa ‘Séptimo Día’ sobre la muerte de Ana María Castro Romero, en dos especiales: